top of page

Las Perspectivas Para Los Biocombustibles





Hace un año, se señaló que los sectores de granos, suministro agrícola y biocombustibles enfrentarían una perspectiva mixta debido a una combinación de costos crecientes, cuellos de botella en la cadena de suministro y altos precios de la energía. Pero 2022 resultó aún más tumultuoso de lo esperado dada la invasión de Rusia a Ucrania, la alta inflación de varias décadas en los Estados Unidos y Europa, y la fuerte desaceleración económica en China.


Curiosamente, las cooperativas agrícolas diversificadas de EE. UU. en general obtuvieron resultados superiores al promedio impulsados por las ventas y los servicios relacionados con la agronomía, incluso a raíz de las interrupciones en la cadena de suministro de fertilizantes y productos químicos. Mientras tanto, los productores de etanol defendieron los márgenes (incluso con la desaceleración de la demanda de gasolina) a través de una gestión prudente del riesgo de las materias primas y eficiencias operativas.



Mirando hacia 2023, vemos un entorno de presión en los márgenes en medio de una economía en desaceleración, tasas de interés en aumento, altos costos laborales y de energía (es decir, combustible diesel) e incertidumbre comercial con China y México.

La sequía continua y el clima volátil siguen siendo factores de riesgo adicionales para la producción de cultivos. La demanda de alimentos para animales se está debilitando, lo que refleja un crecimiento general plano en el sector ganadero nacional.


Los elevadores de granos y los comerciantes se enfrentan a un panorama mixto para el próximo año. En el lado negativo, las exportaciones de granos se vieron atrofiadas en el cuarto trimestre de 2022 por los cuellos de botella del transporte en el río Mississippi y la reducción de las compras de soja y maíz por parte de China, lo que podría resultar en oportunidades perdidas para el año comercial actual.


Y luego está la situación de México: el presidente del país decretó que México prohibiría la importación de maíz genéticamente modificado en 2024, lo que habría puesto en peligro aproximadamente una cuarta parte de todas las exportaciones de maíz de EE. UU.



La Secretaría de Economía de México sugirió recientemente que la prohibición se retrasará hasta 2025 y ahora parece que las exportaciones de maíz de EE. UU. a México continuarán sin disminuir durante los próximos dos años calendario. Seguimos creyendo que el debate sobre el maíz transgénico es una táctica de negociación en la búsqueda de México para mejorar la relación entre México y EE. UU. políticas comerciales de energía.


En el lado positivo para los productores estadounidenses, es probable que la producción y las exportaciones de granos y semillas oleaginosas de Ucrania permanezcan restringidas durante los próximos años debido al conflicto con Rusia. Esto proporcionará un soporte subyacente para los precios de los granos y ayudará a las exportaciones de maíz de EE. UU. Por último, las existencias finales globales combinadas de cereales y semillas oleaginosas siguen siendo muy escasas después de caer durante cuatro años consecutivos a su nivel más bajo desde 2013/2014. Tomará al menos un par de años construir acciones a un nivel más cómodo.



Los minoristas agrícolas comienzan el 2023 con una base financiera sólida, pero enfrentan varios desafíos. La escasez de mano de obra y el aumento de los salarios tendrán un impacto negativo en los márgenes. Además, los costos de adquisición de fertilizantes al por mayor seguirán siendo altos durante la primera mitad de 2023, ya que las cooperativas no solo absorben los altos costos de las barcazas y los trenes, sino que también compiten con los mercados de exportación por un suministro limitado. Alrededor del 70% de la producción europea de fertilizantes estuvo fuera de línea durante el tercer trimestre de 2022, ya que la región lidió con precios récord de gas natural (materia prima).


Es probable que los precios de los fertilizantes comiencen y terminen en 2023 en niveles elevados, lo que minimiza la oportunidad de que los minoristas capturen el mismo nivel de margen de transporte que estuvo disponible durante 2021/22. Las perspectivas para los biocombustibles son muy sólidas, respaldadas por la política federal y los vientos de cola de la demanda a partir de 2022. El etanol se beneficiará de un mayor uso de E15, la creciente demanda de aceite de maíz y los fuertes precios del dióxido de carbono.


El dióxido de carbono, un coproducto de la producción de etanol combustible, está experimentando un aumento de la demanda tanto de los usuarios industriales (empresas de alimentos y bebidas) como de los proyectos de secuestro de carbono. El impulso detrás del diésel renovable continuará creciendo a medida que entren en funcionamiento nuevas instalaciones de procesamiento de triturado de soya y refinación de aceite, respaldadas por la Ley de Reducción de la Inflación de 2022.


28 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


Categorias

Banda nombrado director ejecutivo del Sistema de Laboratorios de Investigación y Diagnóstico Veterinario de Mississippi

José de Jesús Muñoz Velasco, ha sido nombrado Presidente y Director General de Pilgrims México.

Cobb-Vantress premia a empresas en Bolivia por conseguir mejores lotes

Nuestro Instagram

LOGO-GIF-329X329[2].gif
bottom of page