top of page

Más allá de la genética: Resolución de problemas de rendimiento de las gallinas.

Actualizado: 10 jul 2023




De vez en cuando, todos experimentamos problemas de producción de huevos que pueden o no tener explicación. A menudo se culpa a la genética cuando bien podría tratarse de un problema mecánico de la granja.


Aunque las casas genéticas han seguido seleccionando rasgos como la producción de huevos y la fertilidad, también han puesto más énfasis en mejorar rasgos del pollo de engorde como la viabilidad, la conversión alimenticia, la ganancia media diaria de peso y el rendimiento, que a veces pueden hacer más difícil, pero no imposible, conseguir la producción de huevos deseada.


Los criadores quieren los mismos rasgos que su descendencia de pollos de engorde en cuanto a mejor conversión alimenticia, mayor ganancia de peso, mayor rendimiento de carne de pechuga e incluso mayor consumo de agua y debemos estar preparados para satisfacer estas necesidades.


En este artículo asumiremos que las pollitas se criaron con los pesos y la uniformidad deseados, así que ¿por qué algunos lotes simplemente no rinden bien? La correcta puesta en marcha del lote, desde la llegada al galpón hasta el inicio de la puesta (24 a 26 semanas), es uno de los momentos más críticos en la vida de la gallina y determinará en última instancia el rendimiento general del lote.


Hay tres áreas cruciales a tener en cuenta en la resolución de problemas:


Preparación del galpón

La pregunta que hay que hacer es: "¿Están los galpones completamente preparados para las aves?". A veces, debido a problemas de programación, algunos pequeños detalles que se dejan sin hacer inicialmente, pero que se corrigen más tarde, acaban contribuyendo a problemas de producción de huevos más adelante. En última instancia, tanto si el galpón es relativamente nuevo como si tiene 25 años, tiene que estar lo más cerca posible de "Como nuevo" para todas y cada una de los lotes.


Lista de preparación del galpón:

  • Cambiar y/o revisar los filtros de agua y los reguladores de presión.

  • Limpiar las almohadillas y cajas nido y reemplazar las almohadillas y correas desgastadas.

  • Comprobar la intensidad de la luz y sustituir las bombillas que no funcionen.

  • Reparar y sustituir los listones rotos.

  • Comprobar los cojinetes del ventilador y apretar las correas.

  • Comprobar los comederos y el sistema de llenado, sustituir las correas,

  • Comprobar la precisión de las básculas.

  • Reparar comederos.

Estos son sólo algunos ejemplos de la rutina de preparación del galpón. Hay que ocuparse de muchas otras cosas, pero sobre todo recuerde que el galpón debe estar como nuevo para cada parvada.


Distribución del alimento

Las reproductoras de hoy en día consumen el alimento muy rápido, y los tiempos de consumo del alimento pueden ser cortos de 21 a 24 semanas (<45 minutos) debido a las bajas asignaciones de alimento y al aumento del apetito de las aves a través de la selección de reproductoras. Las aves deben ganar el peso adecuado de una semana a otra, así como mostrar una mejora en la uniformidad y los CV para asegurar un buen pico; nunca queremos ver estancamientos en el peso o pérdida de uniformidad o CV durante el inicio de la puesta.


El alimento debe ser distribuido uniformemente alrededor del galpón para que todas las aves tengan las mismas oportunidades. Esto puede requerir aumentar la velocidad del alimentador de cadena o si se usan comederos de plato esto requerirá una transmisión de mayor velocidad en la línea del alimentador, pero también recuerde mirar el sistema de llenado para asegurarse de que puede seguir el ritmo de la entrega de alimento.


Si el sistema de suministro de alimento no puede seguir el ritmo del alimentador, pueden producirse saltos en el alimentador de cadena o, si se utiliza un alimentador de bandejas, pueden perderse bandejas durante la alimentación. Siempre es una buena práctica alimentar la primera ronda de alimento en la oscuridad en el comedero de cadena o 1 ciclo en el comedero de plato antes de encender las luces del galpón para ayudar con la distribución del alimento. Recuerde que la alimentación omitida o inconsistente puede causar una producción de huevos impredecible durante toda la vida de la parvada.


Lista de control de la distribución del alimento:


  • El sistema de alimentación debe estar como nuevo cada día.

  • El comedero debe funcionar con el menor tiempo de inactividad posible, sin dejar que se vacíe cuando se necesite varios ciclos.

  • Conozca las velocidades del alimentador y los tiempos de limpieza del alimento.

  • Recuerde también que la distribución de alimento para los machos es igual de importante; una distribución inconsistente puede causar problemas de mortalidad y fertilidad.



Calidad y volumen del agua

La necesidad de agua fresca y limpia y de suficiente volumen disponible, es esencial para una buena producción de huevos. El agua constituye aproximadamente el 70 por ciento del huevo y si no se satisfacen las necesidades de agua puede afectar negativamente a la producción de huevos.


Las necesidades de agua de las aves han aumentado en los últimos 15 años y es esencial que las aves obtengan el agua cuando la necesitan. Las aves deben consumir no menos del 45% de su cantidad diaria de agua antes del mediodía. Hay una gran diferencia entre que las aves consuman suficiente agua en un periodo de 24 horas y que la obtengan cuando la necesitan.


Si el agua está restringida por falta de presión o volumen, se producirán problemas como un aumento del tiempo de limpieza del alimento y puede haber un mayor porcentaje de huevos de piso debido a que las gallinas se montan en el bebedero esperando a que el agua satisfaga sus necesidades.


El bajo consumo de agua suele ser el resultado de un problema mecánico, como un volumen bajo (fuente del pozo), tuberías inadecuadas (tamaño de la tubería), ajustes inadecuados del bebedero (ajuste demasiado bajo) e incluso tensión parásita (conexiones a tierra inadecuadas).


Lista de comprobación para la gestión del agua:

  • Lleve un registro del consumo diario de agua para identificar cualquier cambio

  • Controle y cambie el filtro de agua

  • Conozca la composición de la fuente de agua (tome muestras periódicas para detectar impurezas y bacterias).

  • Supervise los bebederos para detectar tensiones parásitas.

  • La altura del bebedero no debe ser ni demasiado alta ni demasiado baja.

  • Controlar los cc (o ml) suministrados por los bebederos de tetina.

Como se ha indicado anteriormente, hoy en día es necesario satisfacer las mayores necesidades de agua del ave. El consumo diario total de agua puede llegar a los 45 litros/100 aves (10 galones/100 aves) dependiendo de la época del año y de las condiciones ambientales.


La mayoría de las especificaciones para galpones nuevos requieren una línea de agua de 50 mm (2 pulgadas) desde la fuente de agua hasta la nave antes de bajar a una línea de 25 mm (1 pulgada) dentro de galpón hasta la línea del bebedero. Los galpones antiguos deben revisarse para garantizar que el volumen de agua satisfaga las necesidades de las aves actuales. La mayoría de los galpones construidos antes del año 2000 tenían tuberías de 3⁄4 pulgadas (20 mm) y pueden tener problemas con el volumen de agua, especialmente si la granja tiene varios gallineros.


Las tres áreas que se han discutido son muy importantes y siempre deben tenerse en cuenta cuando surgen problemas de producción o inesperados. Sin embargo, nada es más importante que tener suficiente agua disponible cuando las aves la necesitan.


272 visualizaciones

Comments


Categorias

Importancia De La Suplementación De Vitaminas En Ponedoras Comerciales, Revisión De Niveles De Inclusión Actualizados

Gripe aviar en vacas lecheras: ¿Qué deben saber los avicultores?

Maximizando el Potencial Avícola: Tendencias Empresariales y su Impacto en la Gestión

Nuestro Instagram

LOGO-GIF-329X329[2].gif
bottom of page