top of page

Bioseguridad-Bienestar Animal: El Detalle Que Se Nos Escapa

Actualizado: 27 mar 2023




La avicultura ha sido desde siempre pionera en Bioseguridad, innovando, investigando y educando, logrando ser un ejemplo para otras ramas de la producción animal.


Es así como tenemos a los profesionales mejor preparados para entender, analizar y actuar en granjas de todos los niveles de producción de carne y huevo, entendiendo que todo gasto en Bioseguridad se convierte automáticamente en inversión, en tanto, se obtiene un retorno o se evitan pérdidas que pueden ser catastróficas para cualquier unidad de negocio.


Pero entonces, ¿Cuál es el desafío?


Quienes tienen estos grandes conocimientos, y se actualizan constantemente en congresos, y en medios de información como este, no son, casi nunca los que alimentan a las aves, colectan los huevos, y están en contacto constante con nuestras preciadas aves.


Este es, mi estimado colega, el punto donde las empresas se preguntan, ¿Por qué si invierto tanto en mis profesionales, seguimos teniendo desafíos, o pérdidas por fallas en la Bioseguridad?


¿Quién maneja mis aves?


La mayoría de las empresas al ingresar personal se toman muy en serio su entrenamiento en los puntos básicos de Bioseguridad, pero es importante revisar los siguientes puntos:

  1. Los entrenamientos de Bioseguridad JAMÁS pueden volverse solo el cumplimiento de un requisito, y esto debe ser bien claro para las personas de recursos humanos, o los profesionales encargados de esa primera inducción.

  2. Nunca deben ser solo escritos para la obtención de una firma, y como todo entrenamiento, mientras más visual y didáctico, mejores resultados. Considere usted cada vez que instala un programa en su computadora o celular ¿cuándo fue la última vez que leyó (y entendió) todos los “términos y condiciones” antes de aceptarlos?

  3. Basado en los puntos anteriores hay empresas que invierten en producir vídeos o hasta softwares sencillos y didácticos donde el colaborador interactúa con opciones visuales.

  4. Evalué siempre mediante un test para determinar hasta qué punto se entiende la información y que se debe repetir. Esto también permite hacer un perfil de la capacidad de atención del colaborador.


Otro punto importante es que, en el normal desenvolvimiento de la granja, solemos olvidar o postergar los entrenamientos para el personal sobre su bienestar personal que definitivamente influye en su performance en la granja. Este tema pareciera no tener nada que ver con la Bioseguridad, pero la interacción de la empresa en el bienestar del colaborador genera compromiso, que se convierte en nuestra única garantía en las actividades del colaborador cuando no es supervisado y, este bienestar, no solo es monetario.


Nuestra intención en los centros operativos es que el trabajador entienda su importancia al ser un profesional de la avicultura. Los centros operativos tienen grandes resultados o bajones productivos dependiendo del ambiente de sus colaboradores, que es una combinación entre respeto, supervisión, inducción y gratificación.


¿Hasta qué punto está llegando el mensaje?


Tenemos a los veterinarios, zootecnistas y agrónomos mejor capacitados, pero cuando van a las granjas, ¿Cómo actúan? Las visitas estilo auditoria permiten realizar mejoras muy específicas del centro operativo, por lo que se recomienda recolectar los datos e incluir estas sugerencias en los entrenamientos para aumentar la eficiencia de estas mejoras.


La dificultad de conseguir personal apto para la crianza de nuestras aves es una realidad mundial, lo cual implica un reto no solo de captación, sino de mantener a quienes ya tenemos.


El reto adicional es comprometer al personal a cumplir las normas de seguridad laboral, bioseguridad, bienestar animal y manejos productivos, el colaborador necesita entender la relación entre cada uno de los puntos y la mayor eficiencia productiva (trabajar enfocado a lo que generara beneficios).

Con la seguridad laboral cuidamos el recurso más valioso de cada empresa, que son los colaboradores. En este punto a nadie le conviene fallar. El colaborador debe evitar hacerse daño, y la empresa darle las condiciones adecuadas para que logre su cometido. En caso de accidentes laborales, todo el sufrimiento que puede causar a un colaborador, y a su futuro, se transforma en problemas para las empresas y, si no estamos lo suficientemente preparados, con seguridad recibiremos sanciones y posibles demandas.


La bioseguridad, queda ya claro por tantos resultados a lo largo de decenios que cualquier desafío al sistema inmune requiere energía, y esa energía deja de ir a donde nos conviene como inversores de esta industria. Pero vuelvo al punto, que esto debe ser claro para quien esta todo el día con las aves.


El bienestar animal es un tema álgido en estos momentos, para resumir, aves maltratadas pierden su equilibrio fisiológico, y disminuyen productividad. Así de simple, sin entrar en los detalles de corticosteronas, o lo reducido de la capacidad de adaptación de las aves que llevan a una fase de agotamiento que se resume, en el mejor de los casos en pérdidas productivas, y, en el peor, la muerte.


La misma Organización Mundial de Sanidad Animal (antigua OIE) nos muestra lo complicado de este tema al definir que involucra dimensiones científicas, éticas, económicas, culturales, sociales, religiosas y políticas, todo éstos, puntos extremadamente delicados donde se enfrenta la necesidad de alimentar 8 billones de personas de manera eficiente, con la constante búsqueda de que los animales no sientan estrés en cada paso de su transformación en alimento.



Ahora bien, esta organización sigue nombrando los 5 dominios (libertades) como principios esperados por la sociedad cuando los animales están en nuestro control, y si las revisamos, todas pueden relacionarse directamente con la productividad.

  1. Libre de hambre, sed y desnutrición. Es claro que debemos dar energía e hidratación a las aves para que produzcan carne o huevos.

  2. Libre de temor y angustia. El colaborador debe usar la rutina como parte de su día a día. Cambios sonoros, de comportamiento, de colores de los uniformes, generan estrés, y esto, como ya hemos establecido, genera alteraciones en la homeostasis de las aves.

  3. Libres de molestias físicas y térmicas. La garantía del confort permite que las aves puedan explotar todo su potencial genético, ese potencial por el cual invertimos.

  4. Libre de dolor, de lesión y de enfermedad. Garantizar esta libertad permite que la energía que damos a través del alimento vaya a donde nos conviene. Es la razón de ser de los veterinarios en esta industria, pero dependemos de los reportes de los colaboradores y su entrenamiento, así como la buena comunicación con los cargos intermedios.

  5. Libre de manifestar su comportamiento natural. Esto se convierte en la garantía más complicada de cumplir, sobre todo en la producción de huevos comerciales debido a la eficiencia de las densidades, aun así, nuestros esfuerzos (investigación, desarrollo, tecnologías) deben tener este enfoque.

Entrenar y comprometer


Con el avance de los tiempos y los cambios generacionales, el establecimiento de un equipo de trabajo eficaz y comprometido es un desafío constante de adaptación en el que se hace más importante el famoso lema de “pensar global y actuar local”. El grado de ambición y las necesidades de nuestros colaboradores definitivamente han aumentado, la inmediatez de la información facilita la exposición al conocimiento y, por lo tanto, la constante búsqueda de mejora.


Cada localidad puede tener una realidad distinta y es allí donde debemos ser eficientes en identificar y actuar en cada centro operativo de la mejor manera para generar una simbiosis entre el colaborador y la empresa.


Así las cosas, el plan de acción para entrenar y comprometer al personal debe tener claro algunos puntos.

  1. Compromisos contractuales. Las cosas claras desde el día uno. El contrato idealmente debe establecer cuáles son las limitaciones del colaborador con respecto a su comportamiento dentro y fuera del centro operativo y, lo contundente de las medidas disciplinarias en caso de la violación de estos acuerdos.

  2. Estructura y capacidad de inversión. Los entrenamientos deben ser COHERENTES y basados en la realidad de los centros operativos donde son dados. Fallas en este punto pueden implicar cuestionamientos de los colaboradores, por incapacidad de cumplir debido a la estructura, o a las herramientas que estamos dejando de facilitar. Un ejemplo muy sencillo seria que, si todos sus colaboradores tienen obligado bañarse, pero su agua, sacada de un manantial llega a temperaturas muy bajas, ¿usted confía en que, sin supervisión, el colaborador se bañará según lo prescrito en el protocolo?

  3. Óptica empresarial premio/castigo. Es común que la posición del trabajador en los entrenamientos sea apática porque, aunque encuentra su papel en todo el tema, no se esclarece en que lo beneficia o perjudica su compromiso en los puntos tratados. Empresas eficientes, son contundentes con las acciones disciplinarias (previamente acordadas en el punto 1), sin excepciones, pero involucran a los colaboradores en los resultados sanitarios de la granja. Premios por resultados, ya sean monetarios, electrodomésticos, reconocimientos, hasta reuniones celebratorias, son un incentivo para que el trabajador no solo cumpla con los protocolos, sino que también sea vigilante de que otros cumplan para no afectar su desempeño.


Hay que mantenerse vigilante de que la coherencia y la justicia sean prevalentes en las decisiones de premio o acciones disciplinarias.


Teniendo todo esto resuelto, entramos en el entrenamiento en sí, que debe ser perfectamente planificado, entendiendo que un error en la información, o el hecho que no llegue completa, puede traer consecuencias catastróficas a los centros operativos.

Debemos encontrar un espacio apto para un intercambio de conocimiento, de ser posible saliendo de la rutina diaria para que los colaboradores sean capaces de ver estos entrenamientos como un evento especial, con la importancia que representa.


Antes de empezar con el punto, motive a sus colaboradores. Ellos deben saber lo importantes que son para la producción avícola mundial. Están alimentando el país, con las proteínas más asequibles y en el rubro de producción animal mas eficiente y preparado. Son profesionales de la avicultura moderna y especializada.


Solo programar la cantidad adecuada, para que haya una correcta interacción. Esto además permite que su centro operativo continúe con el normal funcionamiento, estableciendo varios grupos en varios horarios. Cuando trabajamos con muchas personas en un grupo, quienes realizan el entrenamiento no son capaces de detectar cuando perdemos algún miembro del auditorio por desinterés o desconcentración para traerlo de vuelta al entrenamiento.


Conozca su público al planificar el entrenamiento. Es importante saber que tan técnica puede ser la información, debido a que, si hablamos con colaboradores de nivel jerárquico medio a alto, ellos requerirán de argumentos técnicos, pero los colaboradores de los centros operativos pueden no haber estado en contacto con algunas terminologías, por lo que es importante lograr explicar la información de manera coloquial, que permita el famoso rapport sin el cual será muy difícil ingresar información nueva. Nunca cometa el error de subestimar a su público, jamás se debe usar algún termino, proceso o argumento que el instructor no sea capaz de explicar en términos sencillos.


Información concisa, y muy visual. Fotos, vídeos y relatos de como se comparan procesos de Bioseguridad o Bienestar con el día a día del trabajador fuera de la granja son herramientas muy útiles y mantienen como oyentes activos a los involucrados.


La elección del instructor. Debe ser la persona que MÁS CREA en lo que está hablando. Tenga en cuenta que nadie canta, baila o toca un instrumento desde que nace, son habilidades que se aprenden y se entrenan, lo mismo ocurre con la capacidad de enseñar/entrenar. Entiendo que la información que debemos dar debe demostrar la seriedad y sobriedad debido a su importancia, pero pararnos a leer una presentación frente a personas, solo para cumplir el objetivo, no da ventajas a su empresa y no genera al colaborador ningún gusto a los próximos entrenamientos. NO GENERA COMPROMISO.

Evaluación y aceptación de términos y condiciones. ¿Para usted que es lo más importante de todas las medidas que se mencionaron en el entrenamiento? Esto debe estar claro, y debe evaluarse mediante un documento donde posteriormente en público se den las respuestas correctas para estandarizar la información final. Esta evaluación debe ser firmada por el colaborador para ser la herramienta de confirmación de que recibió el entrenamiento, y todo lo que allí se habló queda entendido y debe ser aplicado o generará medidas disciplinarias (volvemos al punto 1).

El entrenamiento es parte vital de cualquier actividad en la búsqueda de la eficiencia. Esto requiere de una inversión, que puede convertirse en gasto sin una planificación y un seguimiento constante, sin embargo, todo este esfuerzo generará profesionalización de su personal, mayor organización y eficiencia del centro operativo y hasta identificación de colaboradores interesantes para un equipo de liderazgo que continuará impulsando a su empresa.


Siempre el riesgo del entrenamiento constante es el de capacitar personal para otras empresas, que se vayan y usted pierda esta inversión en dinero y tiempo. Es una preocupación muy lógica. Ahora imagine tener la empresa con el menor turn over, pero llena de personal que, por falte de información, podría generar una situación catastrófica para su empresa. Es una ecuación simple.


El reto es lograr compromiso, que se alcanza generándole al colaborador un sentido de pertenencia. Logrado esto, se deben dar las herramientas para que pueda hacer de su ambiente laboral, el mas seguro, bioseguro, y eficiente para la productividad de su empresa. Una herramienta vital, y el fin de este artículo, es la información.




495 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


Categorias

OMS confirma la primera muerte humana por gripe aviar A(H5N2) en el mundo

Banda nombrado director ejecutivo del Sistema de Laboratorios de Investigación y Diagnóstico Veterinario de Mississippi

José de Jesús Muñoz Velasco, ha sido nombrado Presidente y Director General de Pilgrims México.

Nuestro Instagram

LOGO-GIF-329X329[2].gif
bottom of page