top of page

Generalidades de bienestar animal en gallinas ponedoras

Autor: Roberto Becerra MV, MSc




Las industrias pecuarias responsable de la producción de proteína animal cada vez tienen más exigencias por parte de las regulaciones legales, los supermercados, las cadenas de hoteles, los restaurantes y el consumidor final. Entre estas exigencias podemos mencionar la producción sustentable, el control de la huella de carbono, el control de la huella hídrica, los acuerdos de producción limpia, exigencias de empaque ecológicos, tiempos de entrega, vida útil, etc.


La industria de producción de huevo no ha sido ajena estas exigencias, adicionalmente en los últimos años se ha visto un fuerte incremento de grupos de presión animalista, quienes exigen cambios radicales en los sistemas de alojamiento de las aves, pero sin detenerse a pensar que esto significaría un incremento importante en los costos de producción que finalmente se traspasan al consumidor final, viéndose afectadas las personas con menores ingresos económicos y que necesitan de una fuente de proteínas de alta calidad y a precio razonable.


Cabe destacar que en Latinoamérica existe una tasa de pobreza del 22,5% para ingresos menores a US$ 5.50, que se traduce en unos 26 millones de personas. Pero que de acuerdo con un estudio elaborado el año 2016 por la World Animal Protection, sobre hábitos de consumidores en Latinoamérica un 78% de los consumidores latinoamericanos estaría dispuestos a comprar productos con bienestar animal en condiciones de igualdad de precios.


Este ultimo antecedente cobra una alta relevancia ya que una amplia mayoría de los consumidores de huevos, están interesados en el bienestar animal pero no dispone de los medios para pagar por certificaciones que solo incrementan el valor final de este producto.


Es por esta razón que el bienestar animal aplicado a gallinas de postura se convierte en una multifacética herramienta que me permitirá reducir costos por incremento en la mortalidad, uso de fármacos, etc, por otra parte incrementar ganancias por mejoras de eficiencia de conversión alimenticia, porcentajes de postura, calidad de cascara, mejor aprovechamiento de materias primas, entre otras y finalmente mejorar la imagen y preferencia por parte de los consumidores ya que se demuestra un compromiso de la empresa con el bienestar de las aves.


Bienestar en gallinas ponedoras

Las aves de corral y especialmente las gallinas ponedoras tienen una alta susceptibilidad al estrés, lo cual se traduce en un problema para la crianza en sistemas intensivos. Adicionalmente, estos animales presentan conductas altamente motivadas por un componente genético y hormonal, que cuando no tienen posibilidad de llevarlas a cabo, resulta en una mayor susceptibilidad a presentar comportamientos no deseados como el picaje de plumas y el canibalismo y la presencia de enfermedades por cambios fisiológicos.

Cada uno de los distintos sistemas de producción de gallinas de postura, entre los cuales podemos mencionar, el sistema tradicional de jaulas, el sistema con jaulas enriquecidas, los sistemas libres de jaulas como aviarios y crianzas a piso y finalmente los sistemas abiertos como el de gallinas camperas y ecológicas, presentan distintos desafíos de adaptación de las aves.

Ningún sistema de crianza intensiva está completamente libre de generar estrés y problemas adaptativos, que finalmente se pueden transforman en un mal bienestar de las aves. Por consiguiente, todo sistema de crianza artificial de gallinas debe contar con un programa de bienestar animal que sea lo suficientemente adecuado para que la adaptación de las aves no les resulte difícil y no les suponga un mayor costo biológico.

Factores influyen en bienestar animal de gallinas de postura

Alimentación

La alimentación de las aves se basa en el consumo de piensos concentrados con un delicado equilibrio entre energía, contenido proteico, grasas, vitaminas, minerales y fibra, el cual puede ir variando, dependiendo de la etapa de desarrollo del ave y las condiciones ambientales a las cuales se ve sometida. Existen muchas otras variables que deben ser controladas en materia de alimentación y nutrición, por ejemplo, el tamaño de las partículas o granulometría y la frecuencia con que se alimentas las aves.

Una correcta alimentación, se traduce en un tremendo aporte al bienestar de las gallinas ya que el costo biológico por la búsqueda de alimento es tremendamente significativo.


Iluminación

La luz juega un rol primordial con un efecto biológico importante en las aves, en el caso de las gallinas de postura que son reproductoras estacionales de días largos, la iluminación estimula la función sexual y aumenta la producción de huevos.

Muchos estudios señalan que un manejo de iluminación adecuado, considerando la longitud de la onda o color de la luz, la duración del fotoperiodo, la intensidad lumínica y la uniformidad, tienen un efecto directo en el bienestar de las gallinas ya sea mejorando o empobreciendo la condición del plumaje, afectando los ciclos circadianos, generando comportamientos agresivos, entre otros.


Temperatura

Las aves al nacimiento no tienen un control eficiente de su temperatura y cuando son adultas la única forma de disipar calor de forma activa es por la respiración. Mantener a las aves en rangos de temperatura adecuados a su etapa productiva se fundamental para su bienestar. Cuando las condiciones climáticas sean desfavorables aumentando las temperaturas por sobre los 27 grados y con alta humedad, es necesario contar con planes de contingencia para mantener las aves lo más confortablemente posible.


Ventilación

La ventilación tiene un rol importante en el confort de las aves, una ventilación uniforme ayuda a controlar material particulado en suspensión, aporta oxígeno, controla la temperatura, baja la humedad y extrae gases nocivos. Lo cual ayuda a mantener un ambiente que favorece la adaptación de las aves.


Capacitación

El entrenamiento del personal que trabaja directamente con los animales puede tener una incidencia directa en el bienestar. Es importante que los operarios tengan al menos nociones básicas del comportamiento de las aves y de la importancia de un buen trato. Un buen entrenamiento considera mejorar las capacidades cognoscitivas de los trabajadores, mejora las capacidades procedimentales en el manejo de las aves y mejora las capacidades actitudinales frente a la producción avícola, sensibilizándolos ante el sufrimiento animal.


Indicadores de bienestar animal

Finalmente, el bienestar en las gallinas de postura puede ser cuantificado a través de medidas objetivas que se denominan indicadores de bienestar animal. Un indicador es un elemento que permite cuantificar alguna dimensión conceptual y que, cuando se aplica, produce un número. Suele ser empleado para comparar desempeños entre distintas situaciones.

Los indicadores deben tener ciertas cualidades, entre las cuales destacan:

  • Validez: proporciona información relevante y certera

  • Confiabilidad: considera repetibilidad y consistencia en la medición

  • Practicidad: las variables a medir no requieren mayor complicación en su aplicación

Existen muchos tipos de indicadores los cuales se pueden dividir en 2 grandes grupos:

  • Basados en recursos o también llamados indirectos, los cuales miden el bienestar de los animales basados en los recursos disponibles para un animal, por ejemplo, espacio , aire, calidad de la cama, numero de comederos, infraestructura, mortalidades, capacitación de los trabajadores, etc. Para medir estos indicadores es necesario contar con instrumentos específicos como termo-higrómetros, sonómetros, iluminómetros, entre otros.

  • Basados en los animales o también llamados directos, son específicos y necesitan un entrenamiento por quien los aplica, evalúan directamente el bienestar del ave, pueden ser menos objetivos y pueden medir experiencias directas de los animales. Como ejemplo podemos mencionar nivel de lesión de pododermatitis, heridas en el cuerpo, conformación de plumaje, condición corporal, etc.

Cabe destacar que siempre se debe ocupar varios indicadores para evaluar bienestar, los indicadores seleccionados deben aportar información acerca de diferentes aspectos del bienestar y abarcar el estado físico, el estado mental y los comportamientos de las gallinas de postura.

Por otra parte, podemos agrupar los indicadores de acuerdo a su función, en donde encontramos indicadores fisiológicos, productivos, comportamiento, salud, calidad.


Indicadores fisiológicos

Miden constantes fisiológicas como frecuencia cardíaca, frecuencia respiratoria, temperatura corporal y niveles de sustancias que se modifican en condiciones de estrés de las aves, como hormonas y células plasmáticas. Son difíciles de medir, requieren equipo especializado y sus niveles se pueden ver alterados por la manipulación del animal para extraer la muestra.


Indicadores de salud

Miden la presencia o ausencia de enfermedades y la condición física de las aves. Este indicador sirve para evaluar si la presencia de patologías es puntual o afecta a un gran numero de animales. Bajo este criterio se registran diversas enfermedades o problemas clínicos ya que un aumento de estos indicadores puede indicar un problema de bienestar.


Indicadores productivos

Los cambios en los parámetros de producción pueden indicar posibles signos de deterioro del bienestar, cabe mencionar que las aves aun teniendo niveles de producción muy altos pueden tener pobre bienestar, es por eso que estos parámetros no deben ser utilizados como una fuente de información para evaluar el nivel de bienestar de las gallinas. Los indicadores más comúnmente utilizados son: mortalidad, tamaño del huevo, índice de postura, conversión alimenticia, calidad de cascara, consumo de alimento y agua, entre otros.


Indicadores de comportamiento

El comportamiento de las aves suele tener una directa relación con su bienestar, las gallinas pueden expresar distintos comportamientos que pueden indicar incluso problemas fisiológicos o manifestaciones de dolor y miedo.


Estos indicadores deben ser medidos por personal entrenado y con pruebas objetivas. Algunos ejemplos de estos indicadores son:

  • Expresión de comportamientos sociales, como comportamiento agresivo, distribución en el espacio, exploración.

  • Relación humano animal, que es la observación del ave en la interacción con el observador, pruebas de distancia de huida, que mide el nivel de acostumbramiento a la presencia de los humanos y las experiencias previas con esta interacción.

  • inmovilidad tónica inducida, que es la respuesta innata de las aves al miedo por la presencia del humano.


1532 visualizaciones0 comentarios

Comments


Categorias

Banda nombrado director ejecutivo del Sistema de Laboratorios de Investigación y Diagnóstico Veterinario de Mississippi

José de Jesús Muñoz Velasco, ha sido nombrado Presidente y Director General de Pilgrims México.

Cobb-Vantress premia a empresas en Bolivia por conseguir mejores lotes

Nuestro Instagram

LOGO-GIF-329X329[2].gif
bottom of page