top of page

LA CAMA SECA ES VITAL PARA PREVENIR LA DERMATITIS PODAL

Actualizado: 13 jul 2023

Por Martijn Gruyters (Cobb-Vantress)




La pododermatitis (PD) o dermatitis podal (FPD) es un tipo de dermatitis de contacto que puede observarse en pollos de engorde. La lesión, de importancia variable entre superficial y profunda, aparece en la superficie plantar de las almohadillas plantares y los dedos de las patas. Las úlceras profundas pueden provocar abscesos y engrosamiento de los tejidos y estructuras subyacentes, causando dolor.


En Europa Occidental, la aparición de FPD se utiliza como medida del bienestar animal, ya que la enfermedad puede verse muy influida por el manejo de la granja.


Un pollo de engorde con FPD pasa menos tiempo bebiendo y comiendo, esto se traduce en un menor peso final, una conversión alimenticia menos eficiente y, en los casos más graves, un mayor número de decomisos debido a las ampollas en las pechugas.


El factor predisponente más importante de la FPD son las condiciones de cama (deficientes o húmedas), especialmente en los primeros 18 días del ciclo de crecimiento. Las investigaciones de la Universidad de Wageningen, en los Países Bajos, han demostrado que existe una relación entre el contenido de materia seca de la cama y la gravedad de la FPD.



Influencia del alimento

La composición de nutrientes del alimento y su disponibilidad afectan al correcto desarrollo de los órganos digestivos y a la calidad de la cama. Deben evitarse los niveles excesivos de determinados minerales, en particular el sodio (Na), el cloro (Cl) y el potasio (K), ya que estimulan una ingesta excesiva de agua, lo que da lugar a excrementos húmedos.


El uso de materias primas específicas, como la tapioca, altos niveles de soja y materias primas con altos niveles de polisacáridos no amiláceos (NSP) debe controlarse cuidadosamente. Para mejorar la digestibilidad, deben formularse enzimas específicas en las dietas.


Para estimular el consumo desde el principio, los pollitos de un día deben tener fácil acceso inmediato al alimento. La presencia de alimento en el intestino estimulará la secreción de jugos gástricos y pancreáticos necesarios para la digestión y el crecimiento de las vellosidades en 48 horas.


La altura de las vellosidades tiene una influencia importante en la absorción del intestino. Afecta a la capacidad del pollo de engorde para reabsorber agua antes de producir excrementos.


La sobrealimentación a edades avanzadas o un programa de luz demasiado intensivo también perjudicarán la calidad de la cama. Una mala gestión de estos factores puede hacer que las aves necesiten eliminar un exceso de nutrientes aumentando su ingesta de agua.


Gestión del bebedero

El agua limpia es un componente vital para que las aves crezcan con éxito. Los tejidos musculares están formados por un 70% de agua, que es esencial para muchos procesos fisiológicos, como la digestión, el transporte de nutrientes y componentes de desecho y, por supuesto, el control de la temperatura corporal. La forma de suministrar el agua requiere una gestión cuidadosa.


La presión de control en los sistemas de bebederos de tetina y los niveles de agua en los sistemas de bebederos abiertos deben vigilarse de cerca para evitar que las aves reciban poca o en exceso agua. Con un medidor de flujo de niple, el flujo de agua de un niple puede medirse y ajustarse según las normas de edad, o para evitar el exceso de suministro y los derrames.


El tipo de mantenimiento de la tetina y la presencia de un recipiente de goteo también pueden influir en la incidencia de la DP.



Importancia de la ventilación

Las aves, el bebedero y el alimento añaden humedad al ambiente. Por lo tanto, la ventilación es el único factor controlable para eliminar esta humedad.


La ventilación es necesaria para controlar la temperatura y, sobre todo, la calidad del aire: los niveles no sólo de amoníaco y CO2, sino también de humedad relativa. Al no dejar que la humedad relativa aumente por encima del 70%, se evita la acumulación de humedad en la cama.


Un pollo de engorde de 2.500 gramos a los 42 días ha producido unos 5,565 kg de agua no retenida en el cuerpo y es necesario eliminarla mediante ventilación. Si la ventilación no es capaz de eliminar esta cantidad de agua, aumentará la humedad relativa en la nave y provocará una cama más húmeda.


Se debe diseñar un sistema de ventilación mínimo para que se elimine todo el volumen de aire del galpón cada ocho minutos. Si esto no es suficiente para controlar la humedad relativa, es necesario aumentar el intercambio de aire disminuyendo el tiempo de desconexión de los ventiladores.


Conclusión


La gestión de la unidad de producción es un factor importante en la prevención de la dermatitis podal. La densidad de población, el tipo de material de la cama, el perfil de temperatura y la retirada del papel de los pollitos cuatro días después de su colocación afectan a la incidencia de la FPD.


Todas las zonas del galpón, incluidas las propias aves, deben vigilarse diariamente. El objetivo general es mantener seca la yacija, especialmente en los primeros 18 días de l vida del pollo de engorde.




701 visualizaciones

Comments


Categorias

Importancia De La Suplementación De Vitaminas En Ponedoras Comerciales, Revisión De Niveles De Inclusión Actualizados

Gripe aviar en vacas lecheras: ¿Qué deben saber los avicultores?

Maximizando el Potencial Avícola: Tendencias Empresariales y su Impacto en la Gestión

Nuestro Instagram

LOGO-GIF-329X329[2].gif
bottom of page